top of page
Search

Conexión entre las hormonas y el sueño

El mundo de hoy va muy rápido y una tener una buena noche con una buena calidad de sueño se ha convertido en un lujo. Ha quedado atrás de otras prioridades como el trabajo, pendientes, vida social y el entretenimiento.


Sin embargo, dormir no debería ser un lujo. Es tan importante como tu salud física y mental o como el agua y la comida.


Se ha demostrado que no hay un órgano en el cuerpo o algún proceso en el cerebro que no se beneficien de dormir. Dormir es la única forma de resetear a nuestro cuerpo todos los días para volver a empezar cargados de energía y vitalidad al día siguiente. El sueño sirve para: mantener funciones críticas del cuerpo, restaurar energía, reparar músculo y permitirle al cerebro procesar información nueva, entre otros beneficios.


Para tener una buena calidad de sueño necesitamos que muchos factores internos y externos funciones. Los factores internos que regulan al sueño son las hormonas. Las hormonas son mensajeros químicos que mandan señales a tu cerebro, corazón, huesos, músculos y órganos reproductivos. Son vitales para el buen funcionamiento de cada célula de tu cuerpo. Desde el día que naces, las hormonas dictan tu apetito, tus patrones de sueño, cómo respondes al estrés, etc.


Hay ciertas hormonas que influyen en que tengas una buena o mala calidad del sueño y estas son:

  • Cortisol: controla el nivel de azúcar en la sangre, regulando el metabolismo y reduciendo inflamación. OJO- si quieres tener una buena calidad del sueño, tu nivel de cortisol no puede estar alto todo el tiempo porque esto te causa estrés y por lo tanto no duermes bien.

  • Ghrelin: es el encargado de dar la señal a nuestro cuerpo de despertar y de buscar comida cuando tenemos hambre.

  • Leptina: le dice a tu cuerpo cuando estás lleno, por lo tanto, es la hormona de la saciedad. Es importante para que comas lo que necesitas en el día y no de más, para que tengas un buen descanso.

  • Melatonina: se produce naturalmente en el cuerpo y regula nuestro reloj biológico o ciclo circadiano.

  • Insulina: responsable de llevar el azúcar de la sangre hacia las células, regulando la cantidad de azúcar en la sangre.

Todas estas hormonas deben estar en balance para poder tener una buena calidad de sueño.

No se nos puede olvidar que para tener una buena calidad de hormonas, debemos tener una buena alimentación. La relación de los alimentos con dormir esta relacionada profundamente, si comemos en balance, es más fácil que durmamos mejor y si dormimos mejor es mucho más probable que tomemos mejores decisiones con nuestra alimentación durante el día. Come bien. Duerme mejor.




La ilustración es de @cuca_maraca



11 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page