top of page
Search

¿Y el azúcar es el enemigo?

Desde que empecé a involucrarme en este mundo, mucha gente me pregunta por el azúcar y si es realmente el villano del cuento como muchos lo han pintado en los últimos tiempos y la respuesta es… depende.


Pero vamos a empezar por el principio. No todos los azúcares son iguales. Vienen en muchas presentaciones y están escondidos en muchos lados, ahí es donde tenemos que empezar a ser más selectivos y tener mejor información sobre lo que estamos comiendo.


Todos los azúcares son carbohidratos y estos se dividen en 3 grupos:


- Monosacáridos. Son azucares simples.

Glucosa, Fructuosa y Galactosa


- Disacáridos. Cuando 2 monosacáridos se unen para crear un azúcar más compleja.

Sucrosa (tiene fructuosa y glucosa), Maltosa, Lactosa


- Polisacáridos. Grandes cadenas de monosacáridos que forman carbohidratos complejos.

Granos, Vegetales con almidón: camote, papa, etc., Leguminosas


Cuando oyes hablar acerca de azúcar que te hace daño, casi siempre se están refiriendo a la fructuosa.


La fructuosa se metaboliza principalmente en el hígado por lo que tiene un impacto directo en este órgano. No se usa como energía, entonces comemos más. Se convierte en grasa y se acumula, por lo que genera obesidad. Hace que el páncreas secrete grandes cantidades de insulina y que esto te pueda llevar a resistencia a la insulina y eventualmente a diabetes tipo 2 y muchos estudios incluso hablan de que este es el camino al Alzheimer.


La fructuosa también hace que los niveles de ácido úrico aumenten significativamente elevando la presión sanguínea, creando hipertensión y enfermedades de riñón. Este tipo de azúcar también es ineficiente en “apagar” nuestros mecanismos de saciedad, entonces queremos más… tenemos más hambre.


Es importante tener determinados niveles de azúcar en la sangre. Al final, es parte de la energía que utiliza todo nuestro cuerpo para llevar a cabo sus funciones. El chiste es decidir ¿qué calidad de “gasolina” le quieres dar?.


Si estamos consumiendo azúcar todo el día en sus calidades más simples, entonces estamos aumentando en nuestro cuerpo la probabilidad de:


- Alzheimer

- Enfermedad cardiovascular

- Problemas dentales

- Asma

- Problemas hormonales

- Resistencia a la insulina – Diabetes tipo 2

- Bajar la calidad de nuestra microbiota lo que genera bajar nuestra respuesta inmune.

- Inflamación, lo que nos hace propensos a enfermedades crónicas.

- Deficiencias nutricionales


A la pregunta con la que empecé, de si los azúcares son el “enemigo” podemos concluir:


- Depende del tipo de alimentación que sigas. Si comes azúcar en todas sus formas, todo el día, en todas tus comidas, definitivo va a tener probabilidad de convertirse en un problema para ti, mucho más rápido.

- Depende del momento de la vida en la que te encuentres. Si estás saludable y el 90% de tus comidas tienen un balance con los grupos de alimentos, la verdad es que sería raro que un poquito de azúcar te hiciera un gran daño. Incluso tenemos una “cuota” y nuestro cuerpo nos permite consumir de 6 a 9 cucharaditas al día.


El chiste es cambiar nuestra relación con el azúcar. Sí, es importante que eduquemos al paladar sobre todo con azucares refinados y lo positivo es que hay muchísimas opciones naturales con la que podemos empezar a sustituir para cambiar nuestra relación con el azúcar y evitar que nos haga daño en el futuro.


Si te interesa el mundo funcional te dejo el artículo del Dr. Will Cole - How to cut sugar out of your diet

Si te gustan las fuentes más oficiales, también te dejo este recurso de la CDC acerca del consumo del azúcar:



4 views0 comments

Recent Posts

See All

Comentarios


bottom of page